Entrevista / Música / Noticias
Compartir | No hay comentarios

Yasmin Gate es una artista argentina radicada en Berlín. Luego de trabajar junto a músicos de la talla de Douglas McCarthy, DJ Hell, Christian Prommer, Ikki, Equitant, T.Raumschmiere y de tocar alrededor de Europa con su banda anterior, Dirty Princess, la productora electrónica lanza su LP debut, Dollhouse.

El disco, editado por Killerrr records y producido por el duo alemán Dualesque, combina electro pop, hip hop y un cuidado diseño de sonido.

Días después de lanzamiento de Dollhouse, Yasmin nos cuenta acerca del proceso de grabación del disco, los desafíos de formar su propio sello discográfico y de las particularidades de sus shows en vivo.

 

Hace ya muchos años que vivís en Berlín, ¿Cómo fue el trayecto de Buenos Aires a Alemania? ¿Por qué decidiste establecerte ahí?

Bueno, antes de vivir en Buenos Aires otra vez, pase como unos doce años en Madrid. En donde tenía una banda de música electrónica que se llamaba Dirty Princess, que fué bastante conocida a principios del año 2000, y estuvimos en un tour por toda Europa. Entonces, después de pasar unos doce años en Madrid, me volví a Buenos Aires. Y la verdad es que tenía muchas ganas de volver a Europa, y tenía amigos en Berlín, que me dijeron que tenía que volver a Berlín, porque Berlín bueno, es la cuna de la música electrónica en Europa. 

Ahí decidiste volver…

Decidí volver, y bueno, mudarme a Berlín, para poder montar de vuelta un proyecto nuevo, que era el de Yasmin Gate. Volví de Buenos Aires a Berlín con un proyecto nuevo, dejé Dirty Princess y volví con Yasmin Gate.

¿Cuando volviste a Berlín, ahí fué cuando fundaste el sello discográfico Kilerrr en el que estas ahora? ¿O eso se dio mas adelante?

Eso se dio más adelante. Tardé como una año o dos en conocer a Dualesque, que son Mario y Manuel Unterhuber, dos alemanes productores y hermanos. Empezamos con ellos a desarrollar primero el blog, que ahora se llama This is killerrr, que como bien sabes vos, es muy bonito poder dar soporte a otros artistas, que es maravilloso. Y a partir de ahí empezamos a decidir que era muy buena idea poder desarrollar nuestro propio sello discográfico, no sólo para editar nuestras propias canciones, sino también con el afán de poder darle lugar a nuevos artistas.

Acabas de lanzar Dollhouse, tu nuevo disco que fue producido por Dualesque, y editado por Killerr records. Me gustaría saber cómo empezó esa colaboración, ¿cómo conociste a los chicos de Dualesque, y qué es lo que hacen que conecten tanto?

Bueno Dualesque, yo los conocí en un club que se llama KitKat en Berlín, que es muy famoso y ellos estaban haciendo un show ahí y yo estaba acompañando a un amigo mío que es Dj, se llama Dj Hell, es bastante conocido en la escena mundial. Y bueno ahí empezó como una relación de “hola que tal?”, muy amena. Y después ellos me invitaron a grabar un tema para su disco, y después bueno, empezó como una relación un poco personal, con uno de los hermanos, que es mi pareja hace unos tres años, y se desarrolló como un negocio familiar. Cuando uno se enamora empieza a hacer las cosas con mucha más pasión también. Es como una familia trabajando junta, como una panadería familar.

Entonces nos sentimos muy cómodos porque tenemos los mismos gustos prácticamente a nivel estético y a nivel musical, entonces también es muy ameno poder compartir y desarrollar un montón de cosas juntos.

Contame un poco de este disco nuevo. Vos ya habías lanzado hace un tiempo Spinning Around, que fue el primer sencillo del disco. ¿Cómo fue el proceso de grabación y composición?

Bien, masomenos, la historia fué así. Algunos de los temas estaban ahí y otros se fueron creando a lo largo de estos dos años. Pero la verdad es que tanto Manu como Mario son en un sentido muy perfeccionistas, muy alemanes; y aunque los temas estaban compuestos por mí, y las letras las hice yo, ellos han hecho toda la producción, el diseño de sonidos. Los sonidos no son obviamente ni presets ni nada, cada sonido está diseñado, desde el bombo hasta el hi-hat. Es mucho trabajo de estudio, muchas horas; hemos remezclado los temas varias veces, en la parte de cantar los temas, de grabarlos, bueno se ha repetido, estaba todo grabado, después lo volvimos a grabar, y después lo volvimos a grabar.

Buscamos la perfección, no? En un sentido agradable, de que tenía que estar todo ecualizado en cierta manera. Y fue un trabajo de dos años, porque había temas que entraban el disco, otros que salían, hasta que encontramos el equilibrio entre todas las canciones que lo componen.

¿Cuál fue el principal desafío que enfrentaste o que sentiste durante la producción de este disco?

Mi primer desafío fué que es mi primer disco en el que realmente canto, porque durante toda mi vida me la pase como hablando, recitando, y una de las partes más importantes de este disco era alcanzar algo mucho más musical, algo mas pop. Estuve entrenando con una vocal coach durante bastantes meses, y bueno el desafío era poder cantar, no sólo en el disco sino poder defenderlo arriba de un escenario, y la verdad es que estoy muy contenta, porque creo haberlo logrado.

La verdad es que está muy bien, y se siente esa diferencia, sí hay partes de temas en las que rapeas un poco más, pero hay otra partes en la que se nota el cambio…

Sí, hay un poco de todo. Después de muchos años, uno necesita hacer cosas nuevas, uno se aburre y también crece como artista, y tenés nuevas ambiciones y nuevas metas, y para eso hay que trabajar mucho, pero cuando se logran esas metas esta buenísimo, es un placer.

Vos tenés una puesta en escena muy marcada, muy prolija, se nota que hay una intención detrás ¿Cuál es la intención detrás de una puesta en escena de un show para vos? ¿Qué es lo que buscás generar en el público?

Yo estudié teatro durante muchos años, y para mí es muy importante el tema de la cuarta pared, que el público se sienta transportado a un lugar diferente; no sólo por la música, sino también por una sensación visual y eso es lo que a mi me gusta que pase en mis shows. De hecho, todo el sistema visual está creado por un artista japonés que creó un sistema que no son visuales, no es video, es un software que está en conexión con mi instrumento, Dsumi, entonces cada vez que yo toco el Dsumi, los visules, por así decirlo, van transformando y van cambiando de colores, reaccionan a la música y a la voz. Entonces claro, cada show es único, porque depende de lo que yo toque o cómo yo cante, las imágenes se forman de una manera o de otra, entonces también aparece la idea de lo efímero, o de que son una mezcla, y que es único. Eso es lo que me gusta transmitir.

¿Qué es el Dsumi y por qué sentiste que era necesario crear tu propio instrumento?

Dsumi, son las siglas de quien creó el instrumento que se llama Daniel Sánchez es un argentino que vive en Palermo, un genio y bueno lo conocí a él de una manera muy fortuita. Una vez que estaba tocando en Buenos Aires, y me comentó que estaba desarrollando este proyecto, que es en relidad un controlador MIDI, que funciona con censores de luz; entonces cada vez que yo corto las luces, suena, y lo que suena es un sintetizador que yo llevo adentro de la compu. Es una locura, al principio mucha gente piensa que no suena.

Una vez en España, una chica, después de pasar una hora cantando haciendo un show, me dice  “Ah, vos sos la Dj de la lámpara!”. La mina pensó que yo estuve con una lámpara gigante. Imaginate como me sentí yo, me quería matar. Igual pensé bueno todo lo que yo quería expresar, no entendió nada.

¿Lo que querés generar en el público es esa sensación de perfomance única e irrepetible que se da en tus shows no?

Si, es lo que espero. La verdad es que cada vez que me bajo de un escenario tengo un muy buen feedback, la gente lo disfruta mucho porque es algo muy visual y al fin y al cabo mi trabajo es hacer feliz al público y creo que cada vez, cada año, voy mejorando un poco y la gente sale más contenta.

Contame un poco acerca de Killerr ¿Cuáles son los principales desafíos que también enfrentan como sello discográfico?

Mirá como sello discográfico la verdad es que el principal desafío que tenemos, que yo creo que no somos los únicos, es realmente, cuál es la manera o el momento en que se puede vender música. Lo que es realmente difícil, porque si bien uno hace trabajo de fondo, la Industria está pasando por un momento de cambio bastante grande, entonces es complicado ver cuál es la mejor manera de vender, o de promover, y está en cambio permanentemente, entonces uno de los desafíos de nuestra compañía es poder adaptarse a todos los cambios que sufre la Industria.

Es increíble como va cambiando la industria. Yo tuve un primer sello en el ’97 en Argentina que se llamaba Mortal Records, y lo que fue cambiando la industria es increíble.

Hay veces en las que nos adaptamos muy bien, y vamos muy contentos, y otras veces hay que esperar, pero por lo general ese es el mayor desafío. Por otro lado, estamos muy contentos con todos los artistas que vamos encontrando y desarrollando. Asi que básicamente ese sería el mayor desafío, poder adaptarse.

¿Tenés planeado algún tour para promover este disco, fechas en Argentina o Estados Unidos? ¿Cuáles son las cosas que se vienen con Dollhouse?

Con Dollhouse se está armando un tour por Europa, se están terminando de confirmar algunas fechas y antes de que saliera el disco estuve haciendo un minitour por España, que me sirvió como trainning para ver cómo funcionaba arriba del escenario y la verdad que quedé muy contenta, fué maravilloso.

La idea es poder hacer un tour eurpeo, si es posible bajar también a Sudamérica, y bueno, si la dicha nos acompaña, a lo mejor poner un pie en EE.UU.

Confirmado no hay nada, porque hasta que no estemos 100% confirmados no puedo decir nada. Pero también estamos esperando a que termine el verano, así podemos empezar todo el tour otoño-invierno.

Mirá el video de “Push” | Escuchá Dollhouse en Spotify | Desgargá Dollhouse en iTunes

 

nota anterior(English) Five Songs we Love – Who Made Who nota siguienteTML Playlist Vol I